Ecos de la Lectio Divina

Ecos de la Lectio Divina

«YO SOY EL BUEN PASTOR»

«Yo soy el buen Pastor»: Jesús afirma su identidad frente a sus predecesores, ladrones y salteadores, y se presenta como el que cuida de las ovejas. Este cuidado amoroso se debe al conocimiento mutuo que existe frente al pastor y las ovejas; conocimiento en el sentido de comunión y de intimidad. Y el amor de Jesús le lleva más que a dar su vida por sus ovejas, a dar la vida a sus ovejas. Esa vida llena de plenitud y alegría. Y no teme al lobo. Pero, ¿quién es el …
Ecos de la Lectio Divina

CAMINAR CON JESÚS Y COMO JESÚS

EVANGELIO, DOMINGO III de PASCUA En aquel tiempo, contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice: «Paz a vosotros.»Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma.Él les dijo: «¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne …
Ecos de la Lectio Divina

MADRE DE LA VIDA

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, …
Ecos de la Lectio Divina

¿DÓNDE ESTÁ TU ALEGRÍA?

COMENTARIO Siempre se ha relacionado a Tomás con el que duda si no ve, el que busca signos tangibles para fundamentar su fe. Pero, leyendo detenidamente el relato evangélico, vemos que Tomás de lo que duda es del testimonio de la comunidad; no cree lo que le dicen sus compañeros, que han visto al Señor. Hay algo que no le suena a verdadero en sus palabras; si realmente vieron al Señor, ¿por qué siguen encerrados?; si se llenaron de alegría, ¿por qué ahora tienen esa cara de tristeza?; y, si …
Ecos de la Lectio Divina

JESÚS, SEPULTADO

Estamos ante el sepulcro de Jesús: día y momento de oscuridad. Nadie tiene en la mente que pueda ser un lugar de victoria y de cumplimiento de profecías. Jesús está en el sepulcro luchando contra los poderes del mal, dejado solo con el pecado de toda la creación; sombras por fuera y por dentro. Pero Cristo, incluso en el sepulcro, se manifiesta Señor de la vida. Nada impidió su resurrección. En la sepultura y las sombras sigue prevaleciendo su luz. El sepulcro es el punto de unión entre el crucificado …
Ecos de la Lectio Divina

JESÚS MUERE

Jesús muere en la cruz. Toda su vida fue un cuestionamiento de las tradiciones que dañaban la imagen de Dios. Se identificó con el sufrimiento humano sin importarle el rompimiento de normas y siguió hasta el final con una fidelidad impresionante. En la pasión se muestra tranquilo. No defiende sus ideas, sino que cumple la misión que el Padre le encomendó. La cruz de madera que estaba preparada para nosotros la tomó Jesús y por eso vivimos para siempre. Toda la Sagrada Escritura gira en torno a esta escena: Dios …
Ecos de la Lectio Divina

ENTRADA TRIUNFAL

Jesús entra en Jerusalén montado en un pollino. Entra en son de paz; no es un conquistador poderoso. Nosotros le llamamos «entrada triunfal», pero Jesús es un triunfador un tanto extraño. La gente le trata como a un rey: alfombras, gritos de júbilo y alabanza… Esperan la restauración de un pueblo nacional judío. Pero Jesús anuncia la llegada del Reino de Dios. Ha desenmascarado la falsedad de vida de los que detentan el poder y sabe que entra en Jerusalén para morir, que ya no hay marcha atrás. Pero, ¿por …
Ecos de la Lectio Divina

¿SEGUIR A JESÚS O…?

Unos griegos tienen un fuerte deseo de ver a Jesús. En todo hombre hay un fuerte anhelo por el encuentro con Jesús porque intuimos que, solo en él, está lo que llamamos salvación. Llega Felipe y recoge esta petición. Un hombre, ya se le ve, poco despierto, con poca capacidad de gestionar los problemas. Así y todo, un elegido como discípulo por el Señor. No sabemos por qué; no se nos dice; pero la llegada de estos griegos fue vista, por Jesús, de que su hora había llegado, la hora …
Ecos de la Lectio Divina

JESÚS EN ALTO

DOMINGO IV (B) DE CUARESMA EVANGELIO: En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: «Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por …
Ecos de la Lectio Divina

CRISTO, NUEVO TEMPLO

El Templo de Jerusalén era la institución religiosa suprema del pueblo de Israel, el signo visible de la presencia de Dios. Jesús llega a la ciudad y lo que ve no le gusta nada: encuentra a los vendedores y cambistas; es un mercado, un comercio donde se gasta mucho dinero y se utiliza el Templo para enriquecerse y no para la gloria de Dios. Ante esto, Jesús comienza a actuar rápidamente y actualiza un acto profético de purificación del Templo ya anunciado por Jeremías. Esto llama mucho la atención. Es …
Ecos de la Lectio Divina

E.A.

El Templo de Jerusalén era la institución religiosa suprema del pueblo de Israel, el signo visible de la presencia de Dios. Jesús llega a la ciudad y lo que ve no le gusta nada: encuentra a los vendedores y cambistas; es un mercado, un comercio donde se gasta mucho dinero y se utiliza el Templo para enriquecerse y no para la gloria de Dios. Ante esto, Jesús comienza a actuar rápidamente y actualiza un acto profético de purificación del Templo ya anunciado por Jeremías. Esto llama mucho la atención. Es …
Ecos de la Lectio Divina

«ESCUCHADLO»

La escena de la transfiguración (Mc 9, 2-10) es grandiosa y muy simbólica: el rostro de Jesús resplandece y los vestidos se vuelven de un blanco deslumbrante. El misterio que le envuelve es tan grande que provoca un miedo reverencial en quienes lo observan. Jesús conoce muy bien a sus amigos y sabían que no iban a entender el anuncio de su pasión y quiere alentarles manifestándoles su divinidad, el fin glorioso de su muerte en la cruz. Quiere que comprendan que él les cuida para que experimenten la alegría …
Arriba